EE.UU. es el único país de la OCDE sin sanidad universal y los candidatos presidenciales no contemplan ponerla en marcha

Internacionales

Según la Oficina del Censo de este país, 27,5 millones de personas, entre ellas 4 millones de niños, no contaban con ningún tipo de cobertura sanitaria en 2018.

El tema de la gratuidad y universalidad de la salud en EE.UU. vuelve en época electoral, cuando ya se acercan los comicios presidenciales, previstos para el próximo 3 de noviembre.

Es un tema recurrente, debido a que EE.UU. es el único país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) donde no existe el acceso universal y gratuito a la sanidad.

Según la Oficina del Censo de este país, 27,5 millones de personas, entre ellas 4 millones de niños, no contaban con ningún tipo de cobertura sanitaria en 2018; lo que representa un aumento de 2 millones respecto al año anterior.

Por su parte, más del 67 % de la población optó por seguros privados. No obstante, más de la mitad lo hicieron en base a su empleador, es decir, a su trabajo, por lo que estuvieron permanentemente expuestos a perder el acceso a la cobertura sanitaria en el caso de perder su empleo.

Sin embargo, tener ese seguro privado tampoco es garantía de tener cobertura total, debido a que la mayoría de las compañías de seguro solo se comprometen a hacer frente a un máximo de gastos.

EE.UU.: Un hombre de 70 años se recupera de coronavirus y recibe una factura de más de 1 millón de dólares del hospital

Ante esta situación, se calcula que cada año 530.000 familias se declaran insolventes en EE.UU. debido a deudas relacionadas con enfermedades, al no poder hacer frente a los gastos médicos. Esta causa de quiebra tiene una mayor incidencia que los desahucios, los préstamos universitarios o los divorcios.

Esta realidad la viven los estadounidenses, pese a que, según el informe Panorama de la Salud 2019, publicado en noviembre del año pasado, EE.UU. fue el país que más dedicó fondos a asistencia sanitaria en 2018, el equivalente al 16,9 % del Producto Interno Bruto (PIB), por encima de Suiza, el segundo país con un gasto más elevado, del 12,2%.

Ni Trump ni Biden

Pese a esa situación, el actual presidente y candidato a la reelección, Donald Trump, se opone a un acceso universal y público a la sanidad. De hecho, una de sus primeras acciones al comenzar su mandato fue iniciar la revocación del plan sanitario de la administración de Barack Obama, conocido como el ‘Obamacare’.

Por su parte, el demócrata Joe Biden, aunque aboga por una reducción de las primas y la extensión de una cobertura básica para los más necesitados, tampoco está a favor de una sanidad pública universal.

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *