Dos tragedias por feminicidio en menos de 48 horas

Nacionales

Por: Luis David FloresA pesar de que este mes se celebra la familia y se conmemora la No Violencia Contra la Mujer, tan solo 48 horas separan las muertes de Silvia Pozo Fructuoso de 27 años y Leidy Vicente Sánchez de 25 años, a manos de sus exparejas.Como si se tratara de un libreto que se sigue al pie de la letra, ellas, con la esperanza de nuevos comienzos, se alejaron de relaciones que habían caído en maltrato y obsesión, sin saber que serían contadas entre las cifras de feminicidios. Los asesinos no aceptaban la ruptura, los motivos fueron los mismos y su decisión de terminar con las vidas de estas mujeres también.Llegaron a las casas de las víctimas, violentando las órdenes de alejamiento que ambos tenían, tanto Geraldo Severino Encarnación, como Rubén Darío Jiménez, y cumplieron las amenazas que hicieron a sus exparejas de asesinarlas si no regresaban con ellos, con la diferencia de que el primero no podrá pagar por sus crímenes ante la justicia por suicidarse tras el hecho; el segundo, sin embargo, emprendió la huida.La tragedia visitó a la familia Pozo Fructuoso el sábado en el sector Arroyo Hondo, cuando Severino Encarnación le arrebató la vida a Silvia Pozo de dos disparos, uno en el pecho y otro en la cabeza, según contó la hermana de la víctima, y que además, hirió a sus padres y a un hermano. Los hijos presenciaron el hecho.Sin embargo, el lunes la desgracia alcanzó a la familia Vicente Sánchez del sector Mendoza, con un saldo de cuatro muertos y un herido a manos de Rubén Darío Jiménez. Su expareja, la madre, y un cuñado de esta no podrán contar la historia, mientras que el padre y la hermana de la víctima fueron heridos. Ángel Vicente, el padre, falleció hoy en el Hospital Darío Contreras. Ahora, Orlyn Massiel enfrenta la pérdida de su hermana, su esposo y sus padres.Pese a que el Ministerio de la Mujer ofrece la Línea Mujer *212 para asistir a mujeres que son víctimas de violencia o que han recibido amenazas de muerte, y que también inició este mes con la campaña “Vivir seguras”, con el objetivo de informar a la población sobre las acciones de prevención y sanción de la violencia, Silvia y Leidy no pudieron tener esa seguridad.Según estadísticas de la Procuraduría General de la República (PGR), de enero a septiembre va un saldo de 43 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas. Sin embargo, el Observatorio de Igualdad de Género, en 2019 se registraron 85 feminicidios, llevados a cabo por parejas o exparejas.

Fuente: Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *