Dos pueblos consumen agua contaminada con plomo por más de un mes y no les advirtieron porque un funcionario estaba de vacaciones

Internacionales

La presencia de plomo en el líquido vital era casi 40 superior a los niveles permitidos.

Los residentes de dos pequeñas localidades de Nueva Zelanda no pueden utilizar agua del grifo debido a los altos niveles tóxicos de plomo que contiene, pero las autoridades solo emitieron la advertencia esta semana aunque la contaminación se detectó hace más de un mes, informa la prensa local.

El 2 de febrero, las autoridades pidieron a los vecinos de Karitane y Waikouaiti, pertenecientes al municipio de Dunedin, que dejaran de usar el agua potable para beber, cocinar o preparar alimentos. El último análisis del agua, en el que se identificó la contaminación, se realizó en diciembre, pero sus resultados fueron enviados por correo electrónico a un miembro del departamento de gestión de agua del Ayuntamiento que estaba de vacaciones.

La contaminación química persistente del agua potable en EE.UU. es mucho peor de lo que se pensaba

El nivel máximo permitido de plomo en el agua potable es de 10 microgramos por litro, mientras que en el sistema de suministro de Karitane y Waikouaiti se encontró una concentración casi 40 veces superior. Los primeros signos de contaminación se detectaron en agosto de 2020, pero en ese momento los funcionarios de salud pública consideraron que no era necesario emitir una alerta argumentando que los resultados de los diferentes análisis variaban.

Las autoridades han recomendado a los vecinos no hervir el agua, porque el proceso térmico no elimina el plomo, sino que aumenta su concentración. De momento se desconoce la fuente de la contaminación del agua.

Fuente: RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *