Copa de Criadores, al menos algo normal en 2020

Deportes

La Triple Corona de este año debió realizarse en un intervalo de tres meses y medio, en vez de las seis semanas habituales. El Derby de Kentucky se llevó a cabo en septiembre, en lugar de realizarse en mayo, y quedó como la segunda de las tres carreras, no como la inicial. Numerosos hipódromos cancelaron las competiciones. Otros retomaron la actividad con calendarios abreviados. Muchas carreras se llevaron a cabo sin el bullicio de los espectadores, evidenciando el impacto de la pandemia de coronavirus que continúa hasta la fecha. En la recta final de este año anómalo, este fin de semana se lleva a cabo la Copa de Criadores, dotada con una bolsa de 31 millones de dólares, en Keeneland. Y sus 14 carreras, del viernes al sábado en este pintoresco hipódromo aportarán cierto sentido de normalidad a una campaña alterada. “Ciertamente, esto es como volver a la normalidad en cierto modo”, dijo esta semana el entrenador Ken McPeek. “Será emocionante tener de vuelta a los aficionados. Sé que muchos echan de menos esto, pero también que muchos han estado observando de cerca. El deporte ha hecho un gran trabajo para seguir ahí, llamando la atención hasta cierto grado”. En la recta final de este año anómalo, este fin de semana se lleva a cabo la Copa de Criadores
La competencia de alta calidad ayuda, y una vez más podría determinar a los favoritos para el premio Eclipse a lo mejor del año en varias divisiones. El Clásico, la carrera principal, se realiza el sábado, con un premio de seis millones de dólares, e incluye una revancha entre Tiz the Law, campeón de Belmont Stakes, y Authentic, que se llevó el Derby de Kentucky. Entrenado por Bob Baffert, ese último caballo dominó de principio a fin y venció al favorito de la carrera por un cuerpo y un cuarto en Churchill Downs. Y sin embargo, ambos tresañeros figuran para los apostadores por debajo de dos caballos veteranos, entrenados por Baffert: Improbable (5-2) y Maximum Security (7-2), que ganó el Derby del año pasado antes de ser el primer caballo en ser descalificado por una interferencia en 145 años. Nada mal para el Clásico. Tendrá a un campeón reinante del Derby, a un campeón tresañero (Maximum Security), con seis victorias y dos segundos lugares desde aquella controversia, y a otro potro que marcha invicto en tres carreras. “Jamás el Clásico ha lucido así de fuerte”, dijo Baffert. “Usualmente, yo estaría feliz por tener a uno de esos caballos en el Clásico. Tener a tres es algo asombroso”. El Clásico estuvo cerca de contar con los tres ganadores de la Triple Corona. Pero Swiss Skydiver, la potranca ganadora de Preakness, optó por competir contra su propio género en la carrera Distaff de dos millones de dólares. Swiss Skydiver es la segunda favorita, por 2-1, detrás de Monomoy Girl (8-5), que ganó hace dos años, y obtuvo el Eclipse como la mejor potranca tesañera.

Fuente: Diario Libre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *