Cientistas creen necesidades económicas y de sociabilidad hacen violen normas en pandemia

Nacionales

Las personas que desafían la covid-19 al salir a las calles y violentar las normas sanitarias lo hacen por razones y necesidades diferentes, planteó ayer el sociólogo Juan Miguel Pérez.De su lado, el antropólogo Bernardo Matías explicó que la pandemia, que obliga al confinamiento, produce una soledad que es irresistible para el ser humano, igual que la ausencia del encuentro y el abrazo.El País. Seguro Nacional de Salud (SENASA) presentó la nueva Evaluación Intermedia y Actualización Plan Estratégico. En foto Bernardo Matías. Hotel Jaragua. Distrito Nacional. República Dominicana. Hoy 09-03-2011. Juan FañaPérez considera que la situación que ocurre con el comportamiento de los diferentes grupos humanos representa un reto intelectual para los que pueden estudiar el tema.Un grupo sale porque tiene que obtener sus alimentos y debe buscar la forma de alcanzar esos bienes para poder sobrevivir, por eso salen a las calles, asegura Pérez. La otra gran necesidad por la que las personas salen a las calles violando el confinamiento es para satisfacer la sociabilidad, se busca compartir penas y alegrías, insiste Pérez.“Suplir esa necesidad puede servir de amortiguamiento a las inclemencias materiales, psico-afectivas y sociales que padece la gente producto del estado general de desamparo”, asegura el profesional de la sociología. Esto no es solo por la covid-19, sino por la precariedad, salud, vivienda, falta de escuela y otras necesidades. A su juicio, la covid-19 no es más fuerte que la pandemia de la sobrevivencia en la cual ya viven los más pobres.Señaló que en los grupos sociales que sobreviven y los que lo tienen todo resuelto las necesidades son diferentes para violentar el confinamiento. Los privilegiados deben socializar, pero además, dan seguimiento a un estilo de vida que se basa en el disfrute y la ostentación, asegura el estudioso de la sociedad.Pérez asegura que históricamente la gente no cree en las instituciones, su imagen está erosionada y eso hace que la población no acate las decisiones oficiales. En otras partes del mundo, asegura, los confinamientos han sido más respetados.Del antropólogo El antropólogo Matías entiende que el tema del desacato de la gente al confinamiento por covid-19 devela la relación de dependencia de los seres humanos.“Estamos obligados a cuidarnos de manera personal, a la naturaleza y a los demás, aunque sea un desconocido”, asegura el experto. A su juicio, es el momento de la cooperación, no de la competencia que ha redescubierto que los seres humanos están todos en la misma arca.La sociabilidad Explica que para un ser gregario y movido por la sociabilidad, como los humanos, la soledad es irresistible, el confinamiento, la ausencia del encuentro, del abrazo, de la dimensión lúdica de la vida. “El ser humano para satisfacer sus necesidades demanda de las demás personas, por eso somos más que gregarios, somos seres que necesitamos de la sociabilidad”, analiza.Sin embargo, la sociabilidad implica no sólo reunirse y encontrarse grupalmente con los de la misma especie, sino que se fundamenta en la tendencia a comunicarse.No basta tecnología La gente necesita comunicarse y no basta la tecnología.Necesita de la comunicación oral, la relación cara a cara, necesitamos de la reciprocidad vivida en el contacto físico o corporal. Estos son principios básicos de la hominización, dice MatíasLa gente sale a las calles y violenta las normas, porque la vida social está escrita en la memoria genética del humano. “Por eso no nos deben sorprender las irrupciones de masas que se generan en diferentes países al salir a las calles desafiando lo normativo, los controles, los riesgos de enfermar y morir.Jamás lo tecnológico podrá desplazar el calor humano y las emociones que se generan al estar juntos” , dijo el investigador. Los seres humanos en espacios rituales y festivos

Fuente: Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *