Científicos sugieren que la luna de Júpiter, Europa, podría brillar visiblemente en su lado oscuro

Internacionales

Una serie de significativos hallazgos se desprendieron de experimentos realizados por científicos de la NASA para estudiar cómo la radiación de Júpiter afecta la composición química de su satélite natural, del que se cree que alberga un océano subterráneo.
Un grupo de científicos considera que la luna de Júpiter, Europa, podría brillar visiblemente en su lado oscuro, puesto que los altos niveles de radiación del poderoso campo magnético de ese gigantesco planeta interactúan con la superficie helada de su satélite natural. Se trata, además, de un fenómeno que podría ayudar a los especialistas a determinar si es posible sostener allí formas simples de vida, según se especifica en un nuevo estudio publicado en la revista Nature Astronomy.Los hallazgos fueron resultado de experimentos realizados por científicos de la NASA para estudiar cómo la radiación de Júpiter afecta la composición química de Europa, donde se cree que existe un océano subterráneo.Para ese fin, los investigadores construyeron en el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA (ubicado en Pasadena, California) una cámara de hielo, en la que introdujeron los mismos compuestos químicos que previsiblemente existen en la superficie helada de Europa, tras lo cual los expusieron a un haz de electrones de alta energía para simular la radiación de Júpiter, según NBC News.

Las simulaciones de laboratorio encontraron que el hielo así irradiado emite una luz verdosa. «Vimos que cada vez que le disparábamos con el haz de electrones, brillaba», dijo Murthy Gudipati, astrofísico del laboratorio y autor principal del estudio. «Y cuando los electrones se apagaban, el brillo desaparecía», añadió.»La superficie de Europa experimenta continuamente altos flujos de partículas cargadas, debido a la presencia del fuerte campo magnético de Júpiter. Estas partículas cargadas de alta energía, incluyendo electrones, interactúan con la superficie rica en hielo y sal, lo que resulta en complejos procesos físicos y químicos», apuntaron los especialistas.Tales características de emisión podrían ser utilizadas para determinar la composición química de la superficie de ese satélite, en el marco de vuelos nocturnos a baja altitud de naves espaciales como la Europa Clipper. Por la noche, el brillo debería ser claramente perceptible para las cámaras y otros instrumentos de las sondas de la NASA. La misión Europa Clipper será lanzada en los próximos años para investigar la habitabilidad de esa luna.Los científicos esperan que, gracias a esto, sea posible precisar qué sustancias son las que realmente contiene el previsible océano existente debajo de la superficie de Europa y determinar si es apto para albergar formas de vida.Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Fuente: RT NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *