Internacionales

Boris Johnson: «No toleraremos que la UE tenga el poder de romper nuestro país»

Más de veinte conservadores se rebelan contra el ‘premier’ por violar las leyes internacionales al «reescribir» el acuerdo del Brexit

El primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes en...

El primer ministro británico, Boris Johnson, este lunes en Westminster.
AFP

Boris Johnson ha advertido que la «integridad territorial» del Reino Unido está en juego, en el arranque del debate de la Ley del Mercado Interno con la que el ‘premier’ pretende modificar el acuerdo del Brexit y violar de paso las leyes internacionales. «No toleraré que la UE tenga el poder de romper nuestro país», dijo el ‘premier’ en la cuenta atrás de la votación del polémico texto legal en la Cámara de los Comunes.

Más de veinte diputados conservadores -entre ellos, el ex fiscal general Geoffrey Cox- anticiparon su intención de votar en contra o abstenerse en la primera votación de la ley en la tarde del lunes, alegando que la violación de las leyes internacionales arruinará la reputación internacional del Reino Unido.

David Cameron ha sido entre tanto el quinto ex primer ministro británico (tras los conservadores Theresa May y John Major y los laboristas Tony Blair y Gordon Brown) en expresar su oposición a los planes de Boris Johnson. Cameron expresó sus «recelos» ante la maniobra del ‘premier’ y advirtió: «Aprobar una ley en el Parlamento para romper las leyes internacionales debería ser absolutamente el último resorte».

En su intervención en Wesminster, Johnson reiteró que Bruselas está dispuesta a hacer una interpretación «extrema» del acuerdo de divorcio de la UE, hasta el punto de poder bloquear la circulación de mercancías y alimentos entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido.

El Protocolo de Irlanda del Norte, contenido en el acuerdo de retirada de la UE, establece que Belfast forma legalmente parte del territorio aduanero del Reino Unido, pero seguirá ‘de facto’ en el mercado único para evitar la vuelta a una frontera dura en tierra entre las dos Irlandas. El protocolo determina que un comité conjunto debería establecer las mercancías «de riesgo» (con posible destino a la República de Irlanda), a las que se aplicaría aranceles en enero del 2021 en el caso de ‘no acuerdo’ comercial. En el caso de falta de acuerdo, todas las mercancías que circularan por el Mar de Irlanda serían consideradas «de riesgo».

Según Johnson, Bruselas ha amenazado durante las negociaciones con usar esa argucia para levantar una aduana interior en el Reino Unido. «Nunca pensé seriamente que la UE tuviera la voluntad de usar un tratado negociado de buena fe para intentar bloquear o cortar una parte del Reino Unido o que amenazara con destruir la unidad económica y territorial», escribió el propio Johnson en un artículo en The Daily Telegraph.

Para evitar esa posibilidad, Johnson propone la Ley del Mercado Interno que garantiza la circulación «sin obstáculos» de mercancías entre Gran Bretaña e Irlanda del Norte.El polémico texto será sometido a votación por primera vez en la tarde del lunes. Johnson cuenta de entrada con una holgada mayoría conservadora de 38 diputados, pero al menos 20 podrían rebelarse y votar contra sus planes.

La voz disidente más notable en las últimas horas ha sido la del ex fiscal general Geoffrey Cox, que calificó la intención de violar las leyes internacionales como algo «inconcebible».

«Lo que no podemos hacer es abandonar un acuerdo que firmamos hace nueve meses y reescribirlo unilateralmente», advirtió Cox, uno de los más firmes aliados de Johnson hasta hace unos meses. «Violar las leyes internacionales puede causarnos un daño irreparable y permanente a largo plazo».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Fuente: El Mundo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba