Banco de Alimentos exhorta a supermercados y productores a no compactar productos; asegura pueden ser donados

Nacionales

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La directora ejecutiva del Banco de Alimentos de la República Dominicana, Julina Staffeld, manifestó este martes que es lamentable que grandes cadenas de supermercados prefieran compactar alimentos en perfecto estado para su consumo, en vez de llamar a dicha entidad para que pueda pasar a recogerlos y así incluirlos entre los suministros que donan a diferentes entidades caritativas del país.

“El Banco más que nada necesita el involucramiento de todo lo que compone la cadena de suministro de alimentos, deben sumarse más supermercados, es lamentable que grandes supermercados compacten comida en vez de llamarnos para que los podamos donar”, aseveró.

La titular del Banco de Alimentos se expresó en estos términos, tras girar una visita de cortesía a las instalaciones del periódico El Nuevo Diario.

Staffeld hizo también una invitación a todos los fabricantes y productores de alimentos, para que se unan a la lucha contra el hambre en el país.

En otro orden, indicó que ya les queda muy pequeño el local actual donde realiza sus operaciones el Banco de Alimentos, indicando que han crecido en más de un 400% debido a la cantidad de comida que tienen que distribuir.

“El espacio que teníamos para 2018 era suficiente, pero ya en el 2020 no es suficiente. Necesitamos un área para higienizar los huacales, un área más cómoda para clasificación, porque las donaciones se han masificado”, puntualizó.

Igualmente, dijo que esa entidad entrega grandes cantidades de alimentos, y que de igualmente el trabajo y movimiento de personal ha crecido bastante, razón por la cual indica que necesitan un local mayor para poder atender con rapidez y eficiencia a las instituciones.

Staffeld indicó, que tienen una sucursal en Santiago de los Caballeros, donde se encargan de realizar las operaciones de distribución de donaciones a entidades cercanas a esa demarcación, como es Puerto Plata o Mao en la zona norte, y en Santo Domingo para el resto del país.

Desafíos

Al ser abordada sobre las donaciones que se hacen en el país, Staffeld dijo que es un gran desafío el que existe, ya que el país carece de una cultura de donación, asegurando que la misma ley debe ser modificada.

“Hicimos una visita al Congreso para tratar de impulsar que esa ley se apruebe, en la Cámara de Diputados fue aprobada en segunda lectura la ley para pérdida y desperdicios de alimentos, sin embargo como comité nacional, entendemos que esa ley debe ser modificada, para que esta se cumpla”, puntualizó.

En tal sentido, dijo que muchas veces es más factible para las empresas destruir los alimentos que donarlos para poder recibir de vuelta los impuestos pagados, en tanto que si donan solo tendrían derecho a recibir un 5% del monto.

“Como comité estamos tratando de establecer políticas públicas, las cuales nos permitan garantizar todos los temas de seguridad alimentaria en la República Dominicana”, agregó Staffeld.

Sustento del Banco de Alimentos

Al ser preguntada sobre cómo se sustenta la entidad, Staffeld indicó que el Banco de Alimentos se sustenta mediante una pequeña donación o cuota de contribución que realizan las organizaciones beneficiadas, según sus posibilidades, donde el aporte recibido nunca excede el diez por ciento de la cantidad del mercado o donación que estos entregan.

“Nos ponemos de acuerdo con ellos según la cantidad de personas que tienen, y hacen un pequeño aporte, es decir, una organización que aporta dos mil pesos, es probable que va a recibir mucho más de 20 mil pesos en alimentos, entonces esa cuota de recuperación es lo que nos ayuda para la sostenibilidad de las operaciones y gastos propios de la entidad”, sostuvo.

Funciones del Banco de Alimentos

Al abordar el tema de las funciones del Banco de Alimentos, Staffeld expresó que es una ONG privada cuya función es la de mitigar el hambre en la República Dominicana, donde se rescatan alimentos que pierden valor comercial más no su inocuidad y están aptos para el consumo humano.

“El Banco de Alimentos durante el pasado año 2020 recaudó unos 821 mil kilos de alimentos, que de nosotros no haber existido probablemente se hubiesen ido a la basura, estamos hablando de productos en perfecto estado, los cuales desechan por una simple abolladura de la lata”, agregó.

Staffeld dijo que muchos alimentos muchas veces son sacados de anaqueles por una abolladura, rotura o imperfecto en su presentación, los cuales fácilmente pueden ser donados al Banco de Alimentos para poder ser distribuidos.

Capacitaciones a organizaciones beneficiadas

La titular del Banco de Alimentos dijo que las organizaciones que son beneficiadas con las donaciones, reciben una capacitación para que puedan hacer buen uso de los alimentos, ya que en ocasiones reciben productos importados que deben saber cómo manejar.

Distinción

Julina Staffeld resaltó además que debido a la labor social que realiza la institución que preside, fue condecorada con la Medalla de la Solidaridad del “Gordo de la Semana”, una premiación que se retomó el pasado año 2020 para resaltar los aportes sociales de una persona o entidad.

“Este reconocimiento es muy valioso para nosotros, porque nos da mucha visibilidad, esta era una de las debilidades que enfrentaba antes de yo llegar, y es que la gente no lo conocía, no tenían idea, esto nos ayuda y nos da mucha visibilidad la cual necesitamos”, puntualizó.

 

 

 

Fuente: El Nuevo Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *