Entretenimiento

“Terminator: Dark Fate”, una nueva visión de la saga desde un punto de vista femenino y latino

Pachico Tejada
pachico.tejada@listindiario.com
Santo Domingo, RD

En “Terminator: Destino oscuro” (Terminator: Dark Fate)se le pide a los espectadores que olviden las tres últimas películas de la saga que inició en 1984 dirigida por James Cameron.

Es decir, que la histotia de la presente se plantea a partir de los acontecimientos de “Terminator 2: el día del juicio final” (Terminator 2: Judgment Day) que dicho sea de paso, es la mejor de la serie.

En ese sentido, en esta, el sexto episodio, lo sucedido en “Terminator 3: La rebelión de las máquinas (Terminator 3: Rise of the Machines, Jonathan Mostow, 2003,); “Terminator: la salvación” (Terminator Salvation, Joseph McGinty Nichol, 2009) y “Terminator Génesis”(Terminator Genisys, Alan Taylor, 2015).

Esta es una licencia que se dan el lujo de aplicar las historias de ciencia ficción cuyo tema son los viajes en el tiempo y los futuros posibles o alternos, como es el caso de la presente en la que Arnold Schwarzenegger hace uno de los personajes que le ayudaron a hacer su figura de estrella de cine de Hollywood.

Ese juego de este tipo de historia, en el que se plantea la posibilidad de viajar al pasado para evitar que sucedan cosas desastrosas, se ha visto en muchas otras cintas (la trilogía de “Volver al futuro”, de Robert Zemeckis; “12 Monos”, de Terry Gillian y más recientemente en “Avengers: Endgame”, de Anthony y Joe Russo), resultando uno de los atractivos principales para la audiencia ya que el cine y sus efectos permite ver las distintas posibilidades.

“Terminator: Destino oscuro”, que ha dirigido Tim Miller (“Deadpool”, 2016), tiene la misma estructura narrativa de la original, “Terminator” (James Cameron, 1984) o “El exterminador”, como la conocimos por estos lados. Es decir, en aquella un androide viajaba desde el año 2029 a 1984, para asesinar a Sarah Connor (Linda Hamilton) quien está destinada a dar a luz a John Connor, quien será, en esa fecha futura, el líder de la resistencia de humanos en la lucha contra la rebelión de las máquinas.

Para intentar detener al Terminator era enviado Kyle Reese (Michael Biehn), un soldado del futuro que, enamorado de Sarah, por haberla visto en una foto suya, se ofrece de voluntario.

Esa trama de la primera cinta de la saga es una metáfora de la historia de Jesucristo y de su madre, la virgen María, quien engendrará al salvador de la humanidad y luchará contra el mal. No en vano las iniciales de John Connor son JC como las de Jesus el Cristo.

De hecho, en la presente, Sarah Connor ya mayor, hace un comentario aludiendo al parecido de su caso con lo narrado en los evangelios.

“Terminator: Destino oscuro” da la vuelta a todo, a pesar de que cuenta exactamente lo que contó la primera, algo que de no ser por que participan los personajes de Schwarzenegger y Hamilton, sería un “reboot” más de los que se realizan en el cine de Hollywood de hoy.

Y decimos que da la vuelta a todo porque si en el pasado era la muerte de John Connor, ahora las intenciones del nuevo Terminator, el androide Rev-9, que interpreta el estadounidense de ascendencia mexicana Gabriel Luna (hierático, como sus antesesores), son las de matar a Daniela Ramos, que encarna la colombiana Natalia Reyes. Y aquí la historia busca ser más excluyente colocando a latinoamericanos en papeles de importancia en una cinta que en su inicio era interpretada por caucásicos norteamericanos y en el caso de Schwarzenegger, que es austríaco.

También ofrece un punto de vista femenino, ya que quien viene del futuro a proteger a la joven Dani es una mujer y no un hombre como en las anteriores. Se trata de Grace, humana mejorada con la tecnología del fururo (la canadiense Mackenzie Davis). Y, aunque no se presente, se puede intuir alguna relación lésbica entre ambas.

Completa la trilogía femenina Linda Hamilton, quien retoma su personaje con el temple de combatiente que exhibía en “El día del juicio”. En ese sentido, se puede ver este filme como una reinterpretación de la historia, inclusiva en cuanto a los latinos que participan,  y feminista, por mostrar a este grupo de chicas fuertes luchando contra las adversidades.

Esta es una cinta repleta   de efectos visuales, propicia para fans de la saga, pero que no llega a la altura de la segunda parte. Sin embargo es una cinta entretenida y llena de acción.

DETALLES

Actores de series.

En “Terminator: Destino oscuro” han aprovechado la popularidad de algunos actores de populares series de servicios streaming como Netflix.

Principales.

Es el caso de Gabriel Luna, quien hasta hace poco intepretaba a Robbie Reyes /Ghost Rider en la serie “Agentes de S.H.I.E.L.D”. Natalia Reyes actuó en series como “Lady, La Vendedora de Rosas” y “2091”.

Secundarios.

También están Diego Boneta, quien hizo de Luis Miguel en la serie, y Enrique Arce de “La casa de papel”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios